11 Agosto                                                                                  ESCUCHAR ATENTAMENTE 


‘Sí escuchamos atentamente, oímos cosas que nos funcionan.’
Texto Básico, p. 124



La mayoría llegamos a Narcóticos Anónimos con muy poca capacidad de escuchar. Pero para aprovechar completamente  ‘el valor
terapéutico de un adicto que ayuda a otro’, debemos aprender a hacerlo atentamente.

¿Qué es para nosotros escuchar atentamente? En las reuniones, significa concentrarse en lo que comparte la persona que habla,  mientras  habla. Dejamos de lado nuestras ideas y opiniones hasta que termine la reunión. Es entonces cuando clasificamos lo que hemos escuchado para decidir qué ideas queremos usar y cuáles queremos explorar mejor.

También podemos poner en práctica la capacidad de escuchar atentamente en el padrinazgo. Los recién llegados a menudo nos hablan de  ‘acontecimientos importantes’  de su vida. Aunque a nosotros no nos parezcan tan significativos, lo son para la persona nueva que tiene poca experiencia en vivir la vida tal como es. Escuchar atentamente nos ayuda a identificarnos con las emociones que dichos acontecimientos provocan en la vida de nuestro ahijado. Esa comprensión nos permite conocer mejor lo que podemos compartir con ellos.

La capacidad de escuchar atentamente era algo desconocido en el aislamiento de nuestra adicción. Hoy en día, nos ayuda a comprometernos activamente en nuestra recuperación. Si escuchamos atentamente, recibimos todo lo que NA nos ofrece y compartimos íntegramente con los demás el amor y los cuidados recibidos.


SÒLO POR HOY: Me esforzaré por ser un oyente atento. Escucharé con atención cuando compartan los demás y cuando comparta yo con ellos.


Share →